miércoles, 1 de julio de 2009

House

Hunderwasser tiene la habilidad de hacer que todo sea visible: cada objeto, lugar, color, curva es subrayado, enmarcado y exaltado. ¡Hasta los agujeros de sus medias los cosía con un hilo de otro color para no ocultar el paso del tiempo!.
Lo que más me impactó de su casa fueron los colores con que remarcaba las fisuras que parecían ríos visto desde un avión.
Cada uno arma su propia casa .
En mi casa Pina Bausch es una ventana, Nucleodanza una silla, el Ballet del TGSM una persiana, Cervera la biblioteca, El descueve el tocadiscos, Gabriela Prado una mesa, Rafael Spregelburg un libro, Gerardo Litvak la alacena, Victoria Ansiaume una terraza, Ana itelman el piso de madera, Renate Shotellius las paredes, Dora Mendez los estantes, Susana Tambutti las columnas, Amanda Gimenez el placard , mis alumnos unos almácigos, Elsa Mochen un reloj, Phillipe Genty un rincón , John Berger una arcada, vos el dormitorio, Ana María Stekelman la cocina, Carmina Burana el baño, Los Hermanos Cohen el jardín, Trosky un florecente, W. Forsaith una viga, Cenicienta un portarretrato, Joan Baez un acolchado, Hunderwaser un agujero, Susan Sontag un balcón, Mariana Dagnani un pasillo, Marina Abramovich la vajilla y éste calideoscopio que me muestra mil caras, recuerdos, nombres y relatos seguiría si no hubiera existido Patagones, Maldonado, La Escuela de Danza, Club Bahiense del Norte, la abuela Noemí, Ferrowhite, el abuelo Rodolfo, Juan José, ...y.....y....y ... al in-finito.

Quiero decir nuevamente y subrayar que el mito del artista individual que se inspira y crea desde la nada, oculta ideológicamente el trabajo colectivo. Uno puede hacer arte sin el conocimiento de lo que pasó, pero ese hacer colectivo del pasado, eso que llamaríamos una historia, o una tradición, pesa aunque uno lo niegue o lo ignore. Sin el trabajo de los otros, del pasado, hoy no se podría desarrollar lo que se desarrolla, o en todo caso, las cosas serían muy diferentes.

Pina! desde mi ventana veo flotar la ropa lavada.


Me imagino que entre todos hacemos una casa parecida a la de Hundewasser.

4 comentarios:

Conciencia Interior dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
A-nònima dijo...

que recontra lindo si si! me conmovió!

SandyDG dijo...

son casas increiblemente lindas. Y lo mas metaforico es que no tienen rincones.Se diseñaron pensando en darle dignidad a los barrios de obreros. Si el exterior parece bello el interior resulta increible. Es todo una experiencia. Prometo digitalizar fotos q tengo en diapos en un barrio de estos en Viena y las compartiré ...Muy bueno Natalia

Natalia Martirena dijo...

muy bueno lo tuyo, dale que me hace bien ver todo lo que hizo éste muchacho. Un día te cuento como lo conocí.
gracias por la info!!