sábado, 15 de agosto de 2009

El perro papa



Lo conocí en la verdulería del Mercado Municipal, estaba parado al lado de la caja registradora. Lo ví y supe que lo quería llevar a casa, entonces le pregunté a la verdulera : me lo vendés? "no" me dijo, te lo regalo porque se está brotando.

Lo agarré a punto de ser otra cosa, de papa a perro, de perro a brote, de brote a planta y así hasta volver a la tierra de dónde salió. Igual que nosotros. Un acto de pura transformación (me imagino a la verdulera con la papa en la mano a una distancia justa pintando los ojos con fibra y enganchando las dos patas de escarbadientes).

Si pensamos que la transformación es un cambio de intensidad hacia alguna dirección, me pregunto hacia dónde se dirige el perro papa?
Creo que poco importa lo que importa es que :

Una verdulera valiente se animó a distorsionar las apariencias.
Una papa valiente se animó a mostrar su contradicción.
Una espectadora valiente se animó a mirar al perro papa como a ella misma.

12 comentarios:

Marcelo Díaz dijo...

Por post como este me encanta este blog.

un ser común. dijo...

Hablando de perros, tu post me hizo acordar a una frase de Eduard Hoagland: "Para disfrutar en verdad de un perro, no se debe tratar de entrenarlo para que sea semihumano. El punto es abrirse uno a la posibilidad de ser más perro."

A-nònima dijo...

jjajaa! que hermosor...el perro papa...vos, el post!
un abrazo!

Natalia Martirena dijo...

el perro papa son ustedes también!!! y abrirnos a la posibilidad de ser más perroooooos

Marcelo Díaz dijo...

qué buena cita, Gastón! abrazo

A-nònima dijo...

gua!gua!

Bustrofedonia dijo...

jajajaja muy bueno!

Meli dijo...

muy bueno!
tengo una amiga que suele hacerle caras a la manzana, similar a los q hacen los yanquis con las calabazas para halloween.. jaja
yo, personalmente, encuentro divertido jugar con la comida, y ver en ella algo más allá del producto comestible

Anónimo dijo...

Creo que es atreverse a lo distinto, el distinto creativo, el imaginario, el: porque no?, todo no tiene fin, ya es un todo, el abrazo hacia lo que somos, la caracteristica propia manifestada en algo o... en alguien. El reves de la moneda, el delirio como mecanismo de creación y libertad...
Muy bueno, perro papa, lata pollo, cajón gorda, etc., todo eso esta esperando nacer, o re nacer. Un beso. Hoy no voy a Bosnia, me quedo acá. Pelu.

Natalia Martirena dijo...

lata pollo, cajón gorda muy interesante, saluda la mujer erizo

Karen dijo...

te cuento que la verdulera valiente acaba de transformar nuevamente otra papa en otro (mismo?) perro. Si no te apurás, quizás lo secuestre yo...
saludos

Anónimo dijo...

quiero ser papa
quiero ser perro
quiero ser valiente
ser...