viernes, 18 de septiembre de 2009

choque de manos



Juana, mi hija ( en la foto es la pelirroja) en medio del partido se transforma en otra persona. Grita, se agacha, se concentra y fija la mirada en el lado opuesto. Transpira, se le moja el pelo, la camiseta, la cara. El cuerpo atento se conecta con cada uno del equipo. Por ejemplo cuando pierden un "tanto" se dan un choque de manos y siguen sin aflojar. Ese desvío en el espacio para tocar al compa;ero es tan importante como cada jugada que hacen. Un desvío que entrenan tanto como un saque, para recordar que son muchas las que dependen de cada una.
Cuando participamos en una clase de danza deberíamos chocarnos(docentes y alumnos) las manos cada tanto para recordar que ese gesto es el cable que nos conecta con el mundo. Un choque que es como tirarse a una pileta helada para confirmar que todavía estamos involucrados.

1 comentario:

andadimelo dijo...

qué bueno es el contacto físico, qué seguridad aporta... choco con vosotros si me dejáis... quiero y peleo por estar involucrada,lo contrario seria rendirse, no?. Saludos