jueves, 27 de mayo de 2010

Aquí y ahora


Ayer fue la charla sobre danza Butoh que dió Karen Garrote en el marco de "Entre ciclos" de 20 hs a 23 hs y me quedaron 3 imágenes grabadas:
Primera: todos juntos, sentados cerquita a la espera de un cuento como el que te contaban antes de ir a dormir.
Segundo: la historia de allá acá. Cómo sería bailar el viento Bahiense? y la muerte que me rodea?
Tercero: Karen se toma las cosas en serio y da todo. Ella pudo ponerle palabras lo que mueve el aire y no es tarea sencilla.

3 comentarios:

Karen dijo...

Gracias Natalia, por tus (siempre) cálidas palabras.
Es difícil ponerle palabras a aquello que mueve el viento, como vos decís, pero creo que mucho más difícil es estar en ese estado de abierto que permite la escucha. Y me sentí escuchada. Y eso es maravilloso.
Besos

Lopez dijo...

Estaba leyendo el articulo posterior, "Baila quién quiere (y puede querer)" y se me cruzaron muchas imagenes. Quisas nuestra danza sea la del desamparo, y la de la alegria con la que muchos de nosotros nos sentamos a enamorarnos de las palabras que traian el viento.
No puedo dejar de sentir esa admiracion por tu trabajo y la forma con la que operas para que del caos brote obra.
Cada acercamiento a vos es un aprendizaje, ser docente no es ser maestro, es muy grato para mi verte como mi maestra.
Felicitaciones por el "entre", Gracias por la charla y "de nada" por poner ese maldíto proyector. (maldíto, con acento). Un abrazo nati.

Natalia Martirena dijo...

Gracias por las palabras hacen bien para seguir pero cuándo te das cuenta que en equipo todo es mejor, que uno hace lo que hace para estar rodeada de gente que hace bien y sobre todo el mito del artista individual de una vez hay que bajarlo, ahí te das cue4nta porque hacés lo que hacés, no es de buena es que lo necesito. abrazo