domingo, 2 de octubre de 2011

"No hay tecnología más fabulosa que las personas, su cerebro, sus manos, su cuerpo, sus relaciones"




Gerardo Litvak es coreografo y docente en pedagogía de la composición que nos viene visitando desde 2009 para dar seminarios a docentes en un ciclo que se viene desarrollando en la Carrera de contemporaneo de la Escuela de danza de Bahia Blanca y que sigue en el 2012.
Con su voz grave de actor de cine que se fumo 20 habanos cubanos un rato antes comienza la charla:
-“ Esa idea como la materializás?”
-Silencio….. y las dudas de uno son las dudas de todos.
Lo que se pone a prueba no es sólo un saber personal sino un saber colectivo. Una teoría en construcción que se pone a la vista de una determinada comunidad artística( la Institucion) que se reúne para que algo suceda.

Encuentro un gran placer de que la cosa sea entre varios y que las cuestiones planteadas se tensen entre el surgimiento de nuevas formas asociadas con las antiguas. La colaboración de todos en la creación de un espacio de reflexión es lo que realmente me interesa, nos interesa.
La composición en danza tiene la compleja tarea de generar reflexión in situ, es un saber de origen empírico que requiere de un entrenamiento complejo para poder captar lo que esta sucediendo a una velocidad mucho mas rápida que nuestra aparente capacidad de comprensión. Por suerte la presencia de Gerardo Litvak que con extrema claridad aprieta el stop o la pausa para poder recortar un momento que pasó delante de nuestros ojos sin darnos cuenta y ver de que esta hecho y ver que destino le vamos a dar. Un proceso de conceptualización con espiritu de hormiga que sucede antes, durante y después de comenzar a movernos.
Años, meses, días y horas de bailar no alcanzan para reconocer las leyes de cada creación y por eso una pedagogía que nos lleva años, meses, días y horas con un entrenamiento concreto sobre "que miramos cuando miramos" que se pone en marcha en las conversaciones con Gerardo.
y como dice Roberto Jacoby“El deseo de lo posible solo se puede constituir en el derrumbe de lo existente. Los procesos se tornan revolucionarios precisamente cuando se descubre que lo inmediado está fundado en lo posible, no en lo necesario” .


3 comentarios:

leticia dijo...

qué grande, me encanta leer tus textos.

Biblioteca Simón Rodriguez dijo...

Interesante el artículo y el hecho de que alguien de bahía invierta tiempo en un blog.

Ahora yo dijo...

Simón Rodriguez, " anque parezca" mentira en Bahía también hay gente muuy valiosa, que se ocupa y se preocupa por la cultura no?
ta bueno!