lunes, 2 de noviembre de 2009

Mi primer poema sobre la Nada




Recorro ida y vuelta la nada.


Nada por aqui y nada por alla.


Nada es tirarme al piso boca abajo.


Susurro varias veces:


“Haré un poema de la pura nada./ No tratará de mí ni de otra gente./ No celebrará amor ni juventud/ ni cosa alguna,/ sino que fue compuesto durmiendo/ sobre un caballo”


y mientras, en Bahia Blanca llega la lluvia.
Mastico el hueco, en soledad.

8 comentarios:

Karen dijo...

Un hueco, entre los dedos, danzando incontenible.
Nada envuelta a un vacío que contiene ese aliento que evidencia el encuentro más preciado:
aquel que nos despliega,
aquel que se hace soledad, para hacerse luego ese abrazo que nos damos.

Bellísimo tu primer poema
(sobre la nada, claro)

Fermín Enrique Ramirez dijo...

Sobre la nada, y sobre el encuentro evidente. Recuerdo también la frase que (creo) cierra Moebius, y que reza ...nadie puede enfrentarse al infinito sin sentir vértigo.

Natalia Martirena dijo...

hagamos juntos un largo poema, me gusta mucho lo que dicen.

un ser común. dijo...

"¿Por qué, a ciertas horas, es tan necesario decir: "Amé esto"? Amé unos blues, una imagen en la calle, un pobre río seco del norte. Dar testimonio, luchar contra la nada que nos barrerá."
Rayuela.
Y yo digo: amé ese día que muertos de calor nos tiramos en el piso de tu casa y nos miramos y no fue necesario decirnos más nada.
Para mí también, nada es tirarme al piso boca abajo.

Bruno dijo...

en la escuela, luis sagasti nos decía (que parménides decía): "el ser es, el no ser no es". una gran frase, pero a mi me gusta trocarla un poquito, y sacarle la coma: "el ser es el no ser no ser"... y la nada queda sin definición para la filosofía. queda, creo yo, en manos de los poetas definirla, o suspirarla al menos

Natalia Martirena dijo...

si y sobre todo esperar que el deseo la llene, la nada no existe pero se siente y eso conmueve; como el poema trovador que pone juntas cosas imposibles como si la nada fuera eso.

Natalia Martirena dijo...

si y sobre todo esperar que el deseo la llene, la nada no existe pero se siente y eso conmueve; como el poema trovador que pone juntas cosas imposibles como si la nada fuera eso.

A-nònima dijo...

..como ese maravilloso poema que dice:
"soledad es no poder nombrárla"